¿Que gatilla el comunismo o socialismo del siglo XXI?

 

La injusticia, el abandono, la negligencia, la insensibilidad, el abuso, el egoísmo, la postergación, el ninguneo, ser la última rueda del coche, el no ver luz al final del túnel, el carecer sin fin, saber que tus hijos correrán tu misma suerte, no poder salvar el abismo de la educación, vivir la angustia de una dolencia de salud y estar en manos de un Estado ineficiente, la eterna espera.  El que pasen los años y no haya respuesta a tu situación, la falta de esperanzas.  Esto constituye un caldo de cultivo  que está allí, latente, a la espera de que alguien con labia y suficiente odio social alce la voz por los que nadie escucha, ni ve. Una palabra de esperanza prende en un corazón dolido que espera que la vida le brinde una oportunidad para cambiar su situación de generaciones.

¿Qué hacer para cambiarle la mentalidad a la gente?  Lo primero es tomar conciencia de que nadie sabe nada, ni que es mejor, ni porque, ni cómo funciona el mercado, ni de experiencias exitosas en otras partes. El hombre vive la mayor parte de su vida sumergido en la rutina y luchando por sobrevivir en un mundo cada vez más competitivo, donde las exigencias son altísimas.

La casa:

El cambio viene desde la infancia cuando los padres ponen sobre la mesa temas que han de servirle en la vida al menor, mediante opiniones, crearle intereses de acuerdo a sus inclinaciones, enseñarles cómo alcanzar objetivos, como manejarse entre sus congéneres, como una palabra amable y un buen tono abren una puerta, la honestidad como valor fundamental y la sencillez, la pasión por aprender, dedicarle tiempo de calidad con entusiasmo e interés, sembrarles principios intransables y ponerse en el lugar del otro. De forma tal de que se tenga cierta visión de cómo funciona el mundo, de cómo lograr con éxito lo que se propone y no ser una personar errante, a la deriva de lo que acontece y de la importancia que tiene como individuo en el mundo, de la responsabilidad que tiene como ser humano, consigo mismo y con los demás.  El, no es un ente alejado de la mano de Dios, es un ser digno, con capacidades que se merece un puesto relevante en la historia.

Institutos educacionales:

Juegan un rol importantísimo en el engranaje.  Es increíble que algunos piensen que su labor es únicamente académica y que el resto le corresponde al hogar. Cuando la realidad es que muchos padres provienen de hogares carentes de todo lo que hemos mencionado con anterioridad. Por lo general, no hacen lo que deben,no, porque no quieran sino porque ellos no lo recibieron de sus padres y no puedes entregar de lo que no tienes conciencia o porque esos padres llevan una vida de sobrevivencia y llegan agotados, cansados a hacer lo elemental o porque el nivel educacional de esa familia es muy bajo y no se le puede pedir peras al olmo.  Entonces allí entra el establecimiento educacional a jugar un rol de primer nivel para transformar un individuo en un ciudadano de bien y realizado.  Para ello es de la esencia enseñarles:

  1. Como comunicarse y relacionarse.

  2. Como hablar sin jerga, modulando y con un buen vocabulario.

  3. Normas de educación social y cívica.

  4. Valores y principios.

  5. Cómo funciona el mundo en todo orden de ideas.

  6. Una malla de estudio que realmente sirva para insertarse en el mercado y cultura general.

El objetivo es formar individuos pensantes, con opinión, donde  las carencias básicas que pudieran traer del seno de su hogar no sean un obstáculo a la hora de socializar e insertarse laboralmente.  Eso les dará oportunidades reales.

Medios Comunicacionales formadores:

  1. Propagandas institucionales.

  2. Programas de opinión y análisis de diversos géneros y tendencias.

  3. Monitos animados que trasmitan valores adecuados.

  4. Programación con información nacional e internacional.

  5. Novelas con buenos guiones.

  6. Programas de entretenimiento sano.

Los medios de comunicación por lo general dejan mucho que desear, son deformadores de valores y banales.

El Estado debe velar por crear fuentes de empleo, atraer inversiones, establecer reglas claras, crear oportunidades para todos y  que el factor económico no sea una limitante y eso se logra con buenos docentes y algunos colegios y universidad gratis a nivel nacional porque al contrario de lo que algunos piensan, los sueldos en su mayoría son realmente bajos y no alcanzan para cubrir necesidades básicas y formar una persona hasta el nivel técnico o universitario se vuelve cuesta arriba.  Hay que ponerse en los zapatos de otros y pensar si con lo que esa persona percibe por ingreso le alcanza para vivir y superarse. Siempre hay casos extraordinarios de superación pero son los menos y por ello tantos están donde están.

La discriminación es un factor determinante para el ascenso social, hay que cambiar esa mentalidad mezquina.  Si alguien demuestra que tiene los méritos para ocupar una posición determinada hay que brindarle la oportunidad.  No, que la decisión dependa del colegio o universidad tal, si vive en tal o cual parte, si tiene tal o cual aspecto. Si nos esmeramos en educar adecuadamente esos factores no deberían ser un impedimento.  Si por el contrario es como ahora, que la persona no sabe hablar, ni relacionarse, ni comer, ni tiene cultura general, ni se sabe vestir o si dudamos de sus capacidades por venir de tal o cual instituto educacional lo colocamos inmediatamente en una situación de desventaja que le cierra todas las puertas y oportunidades y lo condena por generaciones al mismo status social y profesional, lo que es injusto desde todo punto de vista.  La reforma es de fondo, no de forma o ideológica.

Las ideologías que se basan en el resentimiento, el odio, el quitarle a unos para darle a otros, igualadoras, represoras, donde la libertad de acción brilla por su ausencia, deberían ser desterradas de la faz de la tierra porque no producen sino infelicidad y van contra la esencia del hombre. Mientras menos cortapisas tenga el individuo para desenvolverse, más fácil le será lograr objetivos y sueños. El límite propio termina donde comienza el del prójimo. Eso es lo más sabio y justo y quien viole esos límites debe ser sancionado para que todos podamos ver la luz.

Cuando un estado prioriza educación, salud, seguridad y vivienda digna, el comunismo se aleja a pasos agigantados. El descontento continúo y la falta de esperanzas es lo que determina la aparición de ideologías que han demostrado ser un rotundo fracaso. Depende del Estado velar por sus ciudadanos y de nosotros exigir que otros tengan las mismas oportunidades.

 

 

 

 

 

 

 

|

Comentarios

Así es mami! Bien escrito! Te adoroooo.


tu primera fan

Responder

Luisa te felicito!  Es así como dices cada palabra esta bien pensada y colocada, bueno trabajo, cierto ojalá la esperanza np se pierda y los que de verdad pueden hacer algo no dejen su lucha..y aunque no se vea un panorama claro...se siga no nos podemos dejar quitar a nuestra amada Venezuela.  Eso si creo que a nivel internacional ya la imagén esta cada vez mas deteriorada.  Y el exodo lo refleja...Bien amiga muy bueno!

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar