Los Pueblos Originarios

 

Los Mapuche o “gente de la tierra” son originarios del sur de Argentina y Chile. Los conquistadores españoles después de una serie de intentos por dominarlos, prescindieron de ello por considerarlos un pueblo indómito, con grandes aptitudes para la guerra del Bio-Bio al Tolten, mediante el Tratado de Quillen en 1641. Una vez que el país logro su independencia se emprendió la pacificación de la Araucania (1888), tomándose posesión por aquellos dias, de los territorios que los Mapuches ocupaban anexándose´por ende, esta zona a la Republica de Chile.

 

BREVE HISTORIA Y CIRCUNSTANCIAS

En el gobierno de Frei Montalva (1964-1970) por primera vez se les entrego 3,5 millones de hectáreas al pueblo Mapuche.

Cuando Salvador Allende (1970-1973) se les entregaron 6,5 millones de hectáreas mas al pueblo Mapuche. La política económica aplicada por ese gobierno trajo desabastecimiento, cierres de fabrica, papel moneda sin respaldo, expropiaciones de terrenos y empresas, las arcas fiscales se vaciaron, etc.

Durante el periodo de la Junta Militar se privilegio la propiedad individual en contraposición a las propiedades colectivas o cooperativas de producción. Los gobiernos hasta esa fecha habían otorgado a los mapuches propiedades colectivas, sobre las que pesa hasta el sol de hoy, la prohibición de vender (salvo que haya consenso entre los comuneros y aprobación de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI).  En 1979, se estableció a través de un decreto llamado “Ley de División de Comunidades Indígenas” que los terrenos se individualizarían bajo la figura de la hijuela, con títulos de propiedad que les permitiera a los indígenas el derecho que asiste a todo ciudadano chileno sobre su propiedad. Repartiéndose 72.000 hijuelas con sus respectivos títulos. Para ese entonces se hizo un énfasis especial en el sector agrícola, (incentivándose la exportación de frutas e incrementándose el sector forestal) y minero.

Aunque muchas personas se vieron beneficiadas con sus títulos de propiedad, a la larga, casi la mitad de los propietarios de tierras dada  la escasez de créditos fiscales o privados para producir, se vieron en la necesidad de vender sus tierras a quienes si tenían los medios para desarrollarlas, creándose pobreza y una mano de obra con sueldos muy bajos. La Junta Militar habia adoptado un modelo neoliberal que habia que extructurar y hechar a andar con las implicancias que conllevan los modelos nuevos de prueba y error  y vuelta a corregir hasta lograr el objetivo. La idea de los nuevos empresarios para la epoca era la de introducirse en los mercados internacionales de forma competitiva.

A principios de la década de 1990, el “Consejo de todas las Tierras” que es una organización “mapuche”, comenzó a llevar a cabo varias tomas con el objetivo de recuperar sus tierras “ancestrales” que  hoy en día, en gran parte pertenecen al sector privado.

La respuesta del gobierno de Patricio Aylwin (1990 a 1994), presidente de Chile para ese entonces, después del gobierno militar, fue la aplicación de la “Ley de Seguridad Interior del Estado” ante los eventos acaecidos en la Araucania.

El conflicto mapuche se agudizo cuando ENDESA (empresa  Española) comenzó a construir la Central hidroeléctrica “RALCO” en el  bio-bio, con la aprobación del gobierno ya que este proyecto  beneficiaria a gran parte de la población Chilena, sin tomar en cuenta lo que establecía la Ley Indígena 19.253 que exigía la opinión de “La Corporación Nacional Indígena” para decidir sobre el destino de dichas tierras, que eran ocupadas en su gran mayoría por los Mapuches. Sin embargo, entre 1994 al 2009 se le ha entregado al pueblo Mapuche 667.000 hectáreas de terreno a 11.000 familias. Esta situación pudo haberse manejado para cuando se decidio hacer la hidroelectrica permutando esas tierras por otras y alegando que se trataba de una causa de “utilidad publica” que en buenas cuentas no es otra cosa, sino que en determinadas circunstancias de interés nacional, priva el bien general sobre el bien individual. Era un proyecto  que redundaría en múltiples beneficios para la población en general, pero como los Mapuches no se sienten parte del resto de la población del Estado de Chile, porque no nos hemos propuesto sumarlos, para ellos no tiene sentido "el interes general" y constituye un acto mas de usurpación y despojo.  []

Durante el gobierno de Ricardo Lagos (2000 al 2006), la respuesta estatal al conflicto mapuche fue la de reprimir  las acciones de los activistas mapuches  ante ocupaciones ilegales de tierras. Estos ataques han sido reiterados y cada vez mas violentos (incendios a cultivos, casas y graneros, tomas, agresiones al personal de los fundos o empresas madereras, interrupción de carreteras, incendio de camiones, etc), lo que hizo que se tildara a la “Coordinadora Arauco Malleco” (que agrupa a 160 comunidades indígenas) como una organización terrorista.[.

En el gobierno de Michelle Bachelet, se les entregó mas y mas tierras, dándoles por lo demás una señal de debilidad al premiar a los invasores con las tierras que ocuparon. El conflicto parece no ceder, dado estos focos terroristas que no se han podido controlar dado la debilidad de los tribunales de justicia. 

Las demandas de los mapuche están ligadas siempre a la recuperación de los territorios de los que afirman ser herederos ancestrales. Varias organizaciones mapuche están reclamando el derecho de autodeterminación de los pueblos indígenas, según se les reconoce en  la “Carta de las Naciones Unidas” ](Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de fecha 13 de septiembre del 2007). Este conflicto con el correr del tiempo se ha ido radicalizándose tanto en sus planteamientos como en sus acciones.

La autonomía puede considerarse desde dos puntos de vista: "La autodeterminación" como el derecho a decidir por si mismos el destino del pueblo Mapuche, dentro del Estado Chileno, o los que son mas radicales que proponen un estado independiente, ubicado en las tierras que ellos consideran sus “tierras ancestrales”.

El pueblo mapuche en su gran mayoria se encuentra sumergido en una situacion de: Pobreza, analfabetismo o niveles muy básicos de educación, desempleo o empleos de temporada relacionados con la agricultura. En consecuencia, los acontecimientos que se suscitan en el sur del país no son hechos aislados,  accidentales o fortuitos sino que están comprendidos dentro de una estrategia de los pueblos originaios para recuperar sus tierras y lograr su autonomía.

La solución es compleja, dado que las ideas hasta ahora planteadas por los gobiernos de turno no han erradicado el problema, al contrario en muchas ocaciones y en grupos radicales como el de la Cordinadora Arauco Malleco" lo han exacerbado. El error es de concepto, después de la “Pacificación de la Araucania”, cuando el Estado de Chile incorpora esos territorios al territorio nacional, los mapuches debieron pasar a ser tan ciudadanos como cualquier hijo de Chile, con los mismos derechos y obligaciones, sin discriminaciones y respetándoles sus creencias, costumbres, lengua y lugares sagrados.

Haberlos tratados como incapaces que requerían protección, fue un error enorme que a través de décadas los ha sumido en la pobreza, de nada te sirve una gran extensión de tierra colectiva que no te atribuye los derechos sobre la propiedad que poseen el resto de los chilenos como disponer de ella, hipotecarla al solicitar un crédito para sembrar, comprar maquinaria o comercializar tus productos. De nada te sirve tener grandes extenciones de tierra si tu educacion es tan incipiente que no entiendes un contrato o yendo mas lejos no sabes leer y escribir requiendo del soporte de otro para desenvolverte en sociedad. Cuando “algo es de todos, no es de nadie” (dijo alguien alguna vez) porque no hay incentivo en esforzarse de por vida para compartir lo poco que se produce entre miles, lo que supone al final del dia un esfuerzo que no se traduce en mejoras en tus condiciones de vida personal y tu descendencia. Somos hombres libres de acción y de pensamiento, capaces de decidir nuestros destinos, de velar por las generaciones futuras sin que nos autodeterminen. Este sentir es propio de la naturaleza humana.

Hay que hacerles entender que esa posicion que ellos persiguen pertenece a la época en que las tierras no era de nadie antes del descubrimiento de America  y en la que debían juntarse para sobrevivir por los niveles de desarrollo. Es insólito que sigan hablando de “tierras ancestrales” en esta época y las autoridades se los abonen. Con esa política de “protección de interdictos” se ha perdido el sentido de la realidad, haciéndoseles un gran daño y se ha creado una situación de discriminación en dos sentidos: Una al considerarlos distintos estableciendo en la Ley con una serie de limitaciones como individuos y una discriminacion con el resto de los chilenos que en un porcentaje considerable, también se hayan en condiciones de pobreza y no por ello se les regalan grandes extensiones de tierra ante expresiones de violencia, sino que por el contrario se les enseña que dándoles facilidades dada su condición, pueden con esfuerzo propio conseguir sus sueños (la casa propia, un trabajo, el que sus hijos estudien, hacer uso de los créditos que se les otorgan a los pequeños empresarios). Esta actitud les permite superarse dentro de una realidad existente y no los mantiene dentro “de una realidad virtual inexistente y que ya es historia".

Dado que ya se les ha dado una cantidad de terreno considerable, una solución salomónica podrá ser repartirlas entre los Mapuches en porciones iguales, con sus títulos de propiedad personalizados que les otorgaría los mismos derechos sobre la propiedad que poseen el común de los mortales chilenos. A su vez esos terrenos deberían servir de soporte para un crédito fiscal (si así lo desean) que les permitiera ser productivos,con la asesoria del ente que les proporciona el crédito  y que a su vez vele por el éxito del proyecto, supervisando el buen desarrollo del mismo.

No se les puede permitir una pataleta a cada rato que lesione los intereses de otros, existe el respeto por lo ajeno, por el esfuerzo de los demás. Las cosas no se consiguen a la fuerza o por medios violentos, ya no vivimos en la era del garrote. Hay que hacer valer el Estado de Derecho. No es posible que rija para determinados sectores del territorio y para otros no. Si ocurrieran estos incidentes en cualquier otro lugar de Chile, las personas serian arrestadas porque no te puedes tomar un camino publico, invadir una casa, allanar un terreno, quemar sembradíos, apedrear camiones, agredir personas, etc, sin ser considerado un delincuente. Así que se les sigue haciendo daño al permitírseles comportarse de forma anómala que en nada contribuye a la integración.

Como la idea es atacar el problema de fondo hay que esmerarse en impartirles educación y asegurarse de que la reciban. Para ello habría que ser prácticos, cambiando los pensum de estudios. A titulo de ejemplo podría incorporarse una materia que versara sobre los valores y principios que rigen en la sociedad en general que les permitiera integrarse fácilmente (no se toma lo ajeno, el orden, el trabajo como único vehículo para conseguir lo que se desea, la disciplina, el esfuerzo, nociones de como funciona el mundo, tecnología, hablar adecuadamente (lo que no supone que no conserven su lengua) y la posibilidad de salir de educación media con una carrera técnica que les sirva de herramienta para desenvolverse en igualdad de condiciones. Esta carrera técnica debe tener que ver con su entorno para que les sirva (carpintería, computación, ecoturismo, gastronomía y hoteleria, diseño textil, contabilidad, albañilería, electricidad, mecánica, idiomas, secretariado ejecutivo, peluquería, etc). Si con posterioridad desean continuar sus estudios universitarios es una opción personal a la que podrán acceder al igual que todos los chilenos.

De no ponerse coto a esta situación, los inversionistas que son quienes generan empleo, huirán hacia otros lugares ante la ausencia de seguridad jurídica, ahondando el problema de la zona. Los Mapuches no son niños a los que se consuela con un caramelo cada vez que se encaprichan con algo. Hay suficiente tierra entregada como para que todos con asesoria y medios salgan adelante, solo hay que orientarlos y darles incentivos para que todo cambie. Son seres humanos como cualquier otro, con corazón y aspiraciones, con sentido de trascendencia. Hay que capitalizar sus capacidades, dialogar con ellos como si fueran adultos, negociar con incentivos atractivos y beneficiosos para ambas partes, enseñarles a aprovechar las oportunidades que se les brinda. Nadie quiere ser un individuo raro, sin posibilidades, con carencias, sin futuro, sin esperanzas. Todos queremos ser independientes y autosuficientes, y demostrar que nos la podemos. Nadie quiere ser distinto al contexto, salvo que sea para sobresalir por algo que merezca la pena.  En los asentamiento Mapuche, se es un numero, no tienes nombre y apellido, no te asisten los derechos que posee el resto de la ciudadanía, muy por el contrario estan limitados en sus capacidades impidiendoles el desarrollarse. Dentro de ese cuadro, es difícil alcanzar el sueño personal. Yo soy yo, no me manifiesto a través de un conglomerado, esa comunidad no va a velar por mis hijos como lo haría yo, haciendo uso de mis capacidades innatas y propias y que deben rendir sus frutos.

El convenio 169 de la OIT no contribuye a solucionar el problema, lo acrecienta, es mas de lo mismo, nos divide y los mantiene en reservaciones como seres colectivos, de exposición, distintos, incapaces, en un escenario que pertenece al “realismo mágico”.

Lo que se ha logrado con esta posicion es establecer dos pueblos dentro de un Estado (etnia Mapuche y ciudadanos chilenos). Es una visión absurda, catapultando toda solución de integración. Para una muestra un botón, un acápite de este convenio 169 de la OIT:

“Los elementos de los pueblos indígenas incluyen:

1)Cultura y modo de vida diferentes a los de los otros segmentos de la población nacional, p.ej. la forma de subsistencia, el idioma, las costumbres, etc.;

2)Organización social e instituciones políticas propias; y

3)Vivir en continuidad histórica en un área determinada o antes de que otros “invadieran” o vinieron al área.

 Reconociendo_ la urgente necesidad de respetar y promover los derechos intrínsecos de los pueblos indígenas, que derivan de sus estructuras políticas, económicas y sociales y de sus culturas, de sus tradiciones espirituales, de su historia y de su filosofía, especialmente los derechos a sus tierras, territorios y recursos,

 Celebrando_ que los pueblos indígenas se estén organizando para promover su desarrollo político, económico, social y cultural y para poner fin a todas las formas de discriminación y opresión dondequiera que ocurran,

 Comentario personal: Discriminación = segregación. ¿Que les estas diciendo? Que son segregados porque son distintos, no pertenecen al grupo, conforman un conglomerado aparte.

 Convencida_ de que si los pueblos indígenas controlan los acontecimientos que los afecten a ellos y a sus tierras, territorios y recursos podrán mantener y reforzar sus instituciones, culturas y tradiciones y promover su desarrollo de acuerdo con sus aspiraciones y necesidad”

 Comentario personal: Se pretende dejarlos en un status quo, que no evolucionen, que sigan enmarcados en siglos pasados. Que sean por los siglos de los siglos amen, subdesarrollados que el progreso no los toque porque es bueno vivir trasladados a través del túnel del tiempo a otra era. Hay que preservarlos en su mundo, aunque se haya descubierto que se puede vivir mejor y ser feliz dentro de otros parámetros que los beneficiarían. Hay que tener una visión futurista mezquina para querer para otros, lo que no hubiésemos querido para nosotros ni un dia de nuestras vidas, ni para nuestra descendencia. Es aprovecharse de su ignorancia, es no querer ayudarlos realmente a progresar.

Se han tomado decisiones y adoptado posiciones erradas que han demostrado en el tiempo estar mal encaminadas y que no han hecho feliz a nadie, dejando una sensación de insatisfacción permanente y de injusticia para todos.

 

                                                             Bibliografia

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Conflicto_mapuche#cite_ref-4

http://www.temas.cl/enero/politicanacional/135.html

http://www.rnw.nl/es/espa%C3%B1ol/article/mapuches-y-sus-tierras-un-problema-ancestral

http://www.google.cl/search?hl=es&source=hp&q=convenio+169+de+la+oit&meta=&aq=f&oq=

http://outborders.wordpress.com/2009/08/14/breve-historia-del-conflicto-mapuche/

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar